Ayudas para la rehabilitación de viviendas en Comunidades de Propietarios

El programa Europeo de recuperación frente a la pandemia COVID-19 (Next Generation EU), incluye el Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR).

Dicho Plan de Recuperación tiene entre sus prioridades en 2021 la financiación de programas de rehabilitación de vivienda por un importe de 1.550 millones de euros, importe que ya está incluido en el proyecto de Presupuesto General del Estado.

La inversión Europea requiere de la colaboración público-privada por lo que las Comunidades Autónomas (destinatarias de los fondos) solo podrán financiar parcialmente las obras de rehabilitación, recayendo el resto de la financiación en las Comunidades de Propietarios.

De 2014 a 2020 España solo ha ejecutado el 34% de los fondos estructurales, somos el país de la Unión Europea que menos porcentaje del presupuesto ha gastado.

Aún con el anunciado decreto ley para “eliminar los cuellos de botella”, es muy probable que las Comunidades de Propietarios, que no disponen de mecanismos ágiles para la toma de decisiones (ni se han habilitado en la crisis COVI-19), no ayuden a que la gestión sea más ágil, más bien todo lo contrario.

“Es necesario modificar la Ley de Propiedad Horizontal de 1.960 para que se permita la votación online asíncrona en las Comunidades de Propietarios para agilizar la aprobación de estos presupuestos de reforma”

Este es además el deseo mayoritario de las Comunidades de Propietarios. 

La consulta “Democracia en Comunidades de Propietarios” en la que participan más de 2.000 propietarios de vivienda destaca que:

 

Obtén un presupuesto GRATIS y al INSTANTE para esa obra en tu Comunidad de Propietarios u Hogar 

Más del 74% desearían poder participar y votar también online (85% de los menores de 65 años).

  1. La participación online aumentaría la participación total (incrementaría la participación online y no afectaría a la participación presencial).
  2. El aumento de la participación disminuiría los conflictos entre los propietarios y mejora la transparencia, calidad y agilidad de las decisiones
  3. Aumenta el “Sentimiento de Comunidad”

Las comunidades de propietarios copaban un 4% de todos los procesos judiciales del país (unos 80.000 casos al año según CGCAF) en 2015, lo que generó unos costes económicos de 230 millones de euros (el 4% del presupuesto de justicia) y costes sociales como la sobrecarga del sistema judicial, comunidades que no pueden atender obras necesarias (accesibilidad, eficiencia energética, mantenimiento) y problemas de convivencia entre vecinos.

Una legislación obsoleta que contribuye al colapso del sistema judicial

La Ley de Propiedad Horizontal se publicó en el BOE núm. 176 de 1.960, en aquel entonces no existía la posibilidad de relacionarnos ni trabajar online. Se han introducido nuevos artículos en referencia a los nuevos tipos de propiedad y para la regulación de pisos turísticos (2019), pero muy poco se ha avanzado en la calidad democrática de las decisiones.

En 1999 se introdujo la posibilidad de tener mayorías suficientes en segunda convocatoria de la junta de propietarios sin necesidad de quórum (asistencia mínima) y la posibilidad de delegar el voto en otro asistente a la junta de propietarios, eso sí, por escrito.

Es necesaria una reforma de la Ley de Propiedad Horizontal, incidiendo en la necesidad de autorizar medios online para; las notificaciones, la firma electrónica, la asistencia en remoto a las juntas de propietarios y el voto online síncrono (al mismo tiempo de celebración de la junta) y sobre todo asíncrono (antes de su celebración).

Voto síncrono vs voto asíncrono

Participar por videoconferencia en las juntas de propietarios solo se ha permitido en Catalunya a raíz de las circunstancias sobrevenidas del COVID. La Generalitat catalana aprobó un Decreto-ley, el 26/2020 que tiene como pre-requisitos: la identificación de los asistentes, la continuidad de la comunicación, la posibilidad de intervenir en las deliberaciones y la emisión del voto.

La junta de propietarios para ser eficaz no tiene porqué ser síncrona (al mismo tiempo), al margen del tremendo lío que puede producir una junta de vecinos online: «no me conecta el sonido», «no puedo hablar», «se han saltado mi turno», etc… De hecho, las mejores decisiones se toman de forma asíncrona según la investigación liderada por Raquel Benbunan-Fich. En la comunicación asíncrona se genera más información útil, hay más tiempo para reflexionar y las decisiones son de mejor calidad.

Cada vez está más extendido grabar un mensaje de voz en lugar de llamar por teléfono, ya que es menos invasivo, se escucha cuando se desea y se puede reflexionar la respuesta. 

Bingham Powell ya argumentaba que el aumento de participación en procesos deliberativos reduce los conflictos.

En España el 76% tiene su vivienda habitual en régimen de propiedad y el 84% vive en una Comunidad de Propietarios. Permitir la votación online asíncrona es una buena idea para el 74% de estos ciudadanos.

La inacción tendrá consecuencias multimillonarias, pero también sociales.

Muchas comunidades de propietarios llevan sin reunirse por causa del COVD-19 más de 9 meses.

Además de que la imposibilidad de tomar decisiones ágiles en las comunidades de propietarios nos enfrenta a la posibilidad cierta de no poder ejecutar los 1.550 millones de euros del programa de rehabilitación de vivienda, hay obras necesarias que se están posponiendo:

– Instalación de ascensores en los famosos «pisos cárcel» que condenan a personas con problemas de movilidad a no salir a la calle.

– Obras de accesibilidad universal.

– Rehabilitación energética de edificios que pueden reducir la pobreza energética.

– Mantenimientos necesarios para la salubridad.

– Mantenimientos necesarios para la seguridad del edificio.

– Resolución de problemas de convivencia.

– Instalaciones de movilidad eléctrica.

La COVID aleja a los ciudadanos de las calles y los tiene más tiempo en sus viviendas, es fundamental por razones económicas, sociales y de convivencia mejorar la toma de decisiones en las Comunidades de Propietarios y actualizar una ley a todas luces obsoleta.

Miguel Prados

Miguel Prados es ingeniero de caminos y trabaja para hacer la vida más sencilla a vecinos y vecinas en sus Comunidades de Propietarios.