¿Pueden obligarnos a retirar dos compresores de aire acondicionado?

¿Puede obligarnos la comunidad a retirar dos compresores de aire acondicionado del patio interior?

Comparte este artículo

Sí, porque causan una alteración estética de la estructura del edificio y, además, como se han colocado en el patio interior, es posible que los ruidos y el calor que desprenden afecten a los vecinos. Por lo tanto, para la instalación necesitará el consentimiento unánime de todos los propietarios.

Para conocer más detalles sobre la sentencia,consulte la jurisprudencia asociada en relación a esta consulta


¿Cualquier otra duda? Pregunta a Supervecina.com, conjunto de herramientas gratuitas destinadas a ayudar a tu comunidad


Órgano:  Audiencia Provincial Sede Alicante Sección 5
Nº de Recurso:  340/2011
Nº de Resolución:  468/2011
Procedimiento: Civil
Ponente:  TERESA SERRA ABARCA
Tipo de Resolución: Sentencia

 

SENTENCIA

En la ciudad de Alicante, a quince de Diciembre de dos mil once. La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Alicante, integrada por los Iltmos. Sres. expresados al margen, ha visto los autos de Juicio Ordinario seguidos en el Juzgado de Primera Instancia núm. Siete de Alicante, de los que conoce en grado de apelación en virtud del recurso entablado por la parte demandada D. Donato y Dª. Aida , habiendo intervenido en el recurso dicha parte, en su condición de recurrente, representada el Procurador D. Danilo Angelini y dirigida por el letrado D. RAFAEL SALA BALOA, y también como apelantes Dª Fermina y Dª Lina , siendo representadas por el Procurador D. RICARDO MOLINA SANCHEZ HERRUZO y con la dirección del Letrado D. EDUARDO CORTES FONT, como apelada la parte actora D. Roberto y Dª Sonsoles , representada por la Procuradora Dª CARMEN LOZANO PASTOR con la dirección del Letrado D ANDRES SANCHEZ-MEDINA BALADA.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Por el Juzgado de Primera Instancia núm. Siete de Alicante en los referidos autos, tramitados con el núm. 92/10, se dictó sentencia con fecha 10 de Febrero de 2011 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente:» Que estimando la demanda interpuesta por la procuradora señora Lozano Pastor en nombre y representación de Roberto Belinda , debo condenar y condeno a Donato y Aida y a Fermina y Lina a retirar los compresores de aire acondicionado que a la altura de sus viviendas han instalado en el patio interior al que dan las ventanas de los pisos B y C del edificio, dejando el mismo en su estado y configuración original, tapando con igual o similar material los signos y agujeros que pudieran quedar de la colocación de los aparatos mencionados, así como al pago de las costas causadas en esta instancia.»

SEGUNDO.-Contra dicha sentencia, se interpusieron recursos de apelación por las partes demandadas en tiempo y forma que fueron admitidos en ambos efectos, elevándose los autos a este Tribunal, donde quedó formado el Rollo núm. 340-B/11 en el que se señaló para la deliberación y votación el día 14 de Diciembre de 2011, en el que tuvo lugar.

TERCERO.-En la tramitación de esta instancia, en el presente proceso, se han observado las normas y formalidades legales.

VISTO, siendo Ponente la Iltma. Sra. Dª. Mª Teresa Serra Abarca.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-Frente a la sentencia que estima la demanda y condena a los codemandados a la retirada de los compresores de aire acondicionado situado a la altura de sus viviendas e instalados en el patio interior al que dan las ventanas del piso NUM000 y NUM001 , recurren ambas partes codemandadas, solicitando que se revoque la sentencia y en su lugar se dicte otra que les absuelva de las pretensiones articuladas en la demanda. En el recurso interpuesto por los codemandados Sr Donato y Sra Aida , propietarios del piso NUM001 se combate la sentencia alegando, en primer lugar el consentimiento tácito de la Comunidad, ya que ha permitido la colocación de otros aparatos de aire acondicionado; y en segundo lugar porque la Comunidad no se ha opuesto a la instalación en el patio de luces y que ha consentido tácitamente la colocación en la fachada principal y en la posterior, sin que se acredite, en este caso concreto, las molestias causadas al actor por la instalación de las máquinas de aire acondicionado cuya retirada se pide en la demanda, vulnerando la sentencia de instancia el principio de igualdad, de no discriminación y de buena fe. En el recurso interpuesto por las codemandadas Fermina y Lina titulares de la vivienda NUM000 , con argumentos similares, se oponen a la sentencia de instancia reiterando que no se han acreditado los perjuicios, y el consentimiento tácito por parte de todos los vecinos, incluido el del actor, que han dejado transcurrir mucho tiempo sin oponerse a esta instalación como al resto de los aparatos colocados en la fachada del edificio, que conlleva un trato discriminatorio entre los vecinos, pues se consiente otras alteraciones más importantes en elementos comunes, lo que implica un abuso de derecho y un ejercicio antisocial del mismo.

SEGUNDO.-Resolviendo ambos recursos conjuntamente en cuanto que sus argumentos son coincidentes, debe indicarse en primer lugar que no concurre el consentimiento tácito de la Comunidad en la colocación de los compresores en el interior del patio de luces, ni del hoy actor dado que ha mostrado en reiteradas ocasiones su oposición, sin que por otra parte se acredite la fecha de la instalación de los mismos. Respecto a la vulneración del principio de igualdad y el trato discriminatorio con relación a otros vecinos, incluido el actor, que han colocado otros apartaos en la fachada exterior y en la posterior, la sentencia de instancia no vulnera tales principios, como tampoco la jurisprudencia de esta Sección referida al agravio comparativo y discriminación, al no tratarse de supuestos similares. En este caso, a la vista de las fotografías aportadas en la demanda y contestación, se observa como la mayor parte de los aparatos de aire acondicionado están colocados en la fachada principal y en la posterior, como así lo ratifica el Administrador de la Comunidad, observándose sólo en la fachada del patio interior los instalados por los codemandados, que por su ubicación no pueden igualarse con los que son objeto de comparación al no afectar a la misma fachada, y principalmente no consta que cause perjuicios a los demás vecinos, diferencia importante que elimina tanto la teoría del consentimiento tácito como la del agravio comparativo y el abuso del derecho alegado por la demandada. Su ubicación contribuye a privar al patio de la función de aireación que le es propia, pues es sabido que las unidades exteriores de tales instalaciones contribuyen a la elevación de la temperatura, con independencia de la alteración estética que pudiere producir, pues se trata de un patio interior en donde los ruidos y el calor que los compresores producen afectan a los vecinos, aún sin necesidad de prueba pericial al respecto, y así se observa en las fotografías, aportadas junto con la demanda, que por la proximidad a las ventanas a la vivienda del actor no cabe ninguna duda que estos se causan, y que habrían de sufrir en mayor o menor medida, pero siempre injustamente, todos aquellos vecinos con luces al patio, como en este supuesto al actor que, no puede estimarse que haya consentido su colocación, como se pone de manifiesto en las quejas expresadas en la junta de 21 de mayo de 2009 y en la carta remitida al administrador en fecha 16 de octubre de 2009. No puede aplicarse, por tanto, la doctrina del abuso de derecho, pues a propósito de tales alegaciones esta Sala tiene establecido en sentencias de 19 de Mayo de 2005 y 2 de enero del corriente año, con cita de la del Tribunal Supremo de 14 de Octubre de 1991, que la acción frente a la alteración arbitraria fuera del cauce de la normalidad legal no encaja en el concepto de ejercicio antisocial de los derechos que se recoge en el art. 7 del Código Civil , y en este caso no consta que se haya autorizado su instalación en las actas de las juntas de propietarios aportadas a autos junto con la demanda. Con igual claridad la sentencia del mismo Tribunal de fecha 15 de Marzo de 1994 estableció que el único abuso de derecho y ejercicio antisocial del mismo radica en la conducta de un copropietario que sin contar con el beneplácito de los restantes realiza alteración en los elementos comunes de la entidad de las aquí discutidas, y la de 25 de Enero de 1993 consideró incluso que no es circunstancia que clarifique y determine el abuso del derecho la supuesta existencia de otros copropietarios en idénticas circunstancias ( Sentencias de 4 de febrero ; 5 de marzo y 11 de mayo de 1991). Debe insistirse, una vez más, en que la pertenencia a una Comunidad de Propietarios exige el respeto a los elementos comunes, y su alteración no puede aceptarse, incluso tras la reforma operada en el año 1999 que, como es conocido, flexibilizó las mayorías exigibles para algunos acuerdos, pero no cambió el sistema imperante desde el año 1960. En definitiva, pues, cuando se trata de valoraciones probatorias la revisión de la sentencia deberá centrarse en comprobar que aquélla aparece suficientemente expresada en la resolución recurrida y que las conclusiones fácticas a las que así llegue no dejen de manifiesto un error evidente o resulten incompletas, incongruentes o contradictorias, sin que por lo demás resulte lícito sustituir el criterio del Juez «a quo» por el personal e interesado de la parte recurrente, de manera que, si las conclusiones probatorias se manifiestan razonables, deben ser mantenidas.

TERCERO.-En consecuencia con lo expuesto, procede la desestimación de los recursos y confirmación por sus propios fundamentos de la sentencia de instancia, con el pronunciamiento sobre costas que se deriva de la aplicación de los artículos 398.1 y 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

VISTAS las disposiciones citadas y demás de general y pertinente aplicación.

 

FALLAMOS

Que desestimando los recursos de apelación deducidos contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 7 de Alicante de fecha 10 de febrero de 2011 en las actuaciones de Juicio Ordinario nº 92/2010 que dimana el presente Rollo, debemos CONFIRMAR Y CONFIRMAMOS dicha resolución, imponiendo a la partes apelantes las costas de esta alzada. Notifíquese esta sentencia en forma legal y, en su momento, devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, de los que se servirá acusar recibo, acompañados de certificación literal de la presente resolución a los oportunos efectos de ejecución de lo acordado, uniéndose otro al rollo de apelación. Contra ella cabe interponer recursos de casación y extraordinario por infracción procesal ante la Sala Primera del Tribunal Supremo con arreglo a lo dispuesto respectivamente en los arts. 477.2.3.º y 469 y Disposición Final decimosexta de la Ley de Enjuiciamiento Civil , que podrán prepararse por escrito ante esta Sección de la Audiencia en el plazo de veinte días a contar desde su notificación.

Así, por esta nuestra sentencia, fallando en grado de apelación, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

Si desea más información sobre obras o necesita un presupuesto específico, por favor consulte nuestra sección sobre Obras.

Haz clic aquí para averiguar si pagas de más en la cuota mensual de tu comunidad y así podrás ahorrar.

Haz clic aquí para conocer de forma inmediata cuanto puede costar la obra que planeáis en la comunidad

Haz clic aquí para ver como puedes gestionar tu comunidad online: presupuestos, actas de la junta, votaciones, qué fácil!



Súper Vecina
×
¿Puedo ayudarte?
Supervecina
Menú

Send this to a friend